jueves, 2 de octubre de 2014

el día que te fuiste, te encargaste de dejarme un lote de cuchillas de por vida, de esa forma tu servicio permanecería en esta casa. Hoy, 152 días después del silencio húmedo de tu ausencia, tengo entre tus manos la ultima de las cuchillas de tu legado. tu existencia se desdibuja entre mis palmas, al mismo tiempo que pienso en la finitud de la mía propia.
La levedad del ser, la levedad del no ser. La fuerza de los suspiros, lo irrelevante de una lágrima.
Mañana puede que amanezca un día nuevo en que tenga que seguir adelante sin cuchillas, olvidar para siempre el afeitado.. o puede que no haya mañana por la imposibilidad de imaginar una vida sin tu herencia..
ahora es pronto para aventurarse, ahora es arena y óxido. Mañana es un nunca eterno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Inteligencia Artificial